Si hay una cosa clara que es la crisis generada por la pandemia del Covid ha cambiado las reglas del juego en prácticamente todos los sectores económicos. También en el inmobiliario, donde además de sufrir cambios en el día a día, comenzamos a ser testigos de todo tipo de cambios legislativos y administrativos.

Entre ellos las nuevas ‘cláusulas Covid’, es decir, anexos que se añaden a los actuales contratos de alquiler y que los propietarios utilizan especialmente con locales comerciales o estudiantes para protegerse ante posibles situaciones de impago en una situación de incertidumbre como la que estamos viviendo. 

Básicamente, estas nuevas cláusulas especifican las situaciones en las que las condiciones del contrato de alquiler pueden cambiar atendiendo al avance de la situación en el país. 

En declaraciones de Legálitas, este tipo de cláusulas podrían beneficiar a ambas partes en el caso del decreto de un hipotético nuevo confinamiento. Por ejemplo, un estudiante que ya no puede acudir a clase por culpa del confinamiento podría abandonar la vivienda sin recibir penalización ninguna. ¿El beneficio para el propietario? Poder rescindir el contrato rápidamente ante cualquier indicio de impago.

Al parecer, las llamadas ‘cláusulas Covid’ son perfectamente compatibles con las leyes actuales ya que benefician tanto a los inquilinos como a quienes alquilan. Se incluyen sobre todo en los alquileres por temporada (una fórmula especialmente aplicada ahora, a raíz de la pandemia) o en el caso de los estudiantes, aunque también han comenzado a aplicarse en el alquiler de los locales comerciales. Sea como fuere, este tipo de cláusulas son una muestra más de la adaptación del mercado inmobiliario a una situación marcada por la incertidumbre. 




 

 

Si hay una cosa clara que es la crisis generada por la pandemia del Covid ha cambiado las reglas del juego en prácticamente todos los sectores económicos. También en el inmobiliario, donde además de sufrir cambios en el día a día, comenzamos a ser testigos de todo tipo de cambios legislativos y administrativos.

Entre ellos las nuevas ‘cláusulas Covid’, es decir, anexos que se añaden a los actuales contratos de alquiler y que los propietarios utilizan especialmente con locales comerciales o estudiantes para protegerse ante posibles situaciones de impago en una situación de incertidumbre como la que estamos viviendo. 

Básicamente, estas nuevas cláusulas especifican las situaciones en las que las condiciones del contrato de alquiler pueden cambiar atendiendo al avance de la situación en el país. 

En declaraciones de Legálitas, este tipo de cláusulas podrían beneficiar a ambas partes en el caso del decreto de un hipotético nuevo confinamiento. Por ejemplo, un estudiante que ya no puede acudir a clase por culpa del confinamiento podría abandonar la vivienda sin recibir penalización ninguna. ¿El beneficio para el propietario? Poder rescindir el contrato rápidamente ante cualquier indicio de impago.

Al parecer, las llamadas ‘cláusulas Covid’ son perfectamente compatibles con las leyes actuales ya que benefician tanto a los inquilinos como a quienes alquilan. Se incluyen sobre todo en los alquileres por temporada (una fórmula especialmente aplicada ahora, a raíz de la pandemia) o en el caso de los estudiantes, aunque también han comenzado a aplicarse en el alquiler de los locales comerciales. Sea como fuere, este tipo de cláusulas son una muestra más de la adaptación del mercado inmobiliario a una situación marcada por la incertidumbre. 




 

 

En un mundo en el que existe cada vez más competencia, es importante conocer los conceptos clave y los recursos disponibles con el objetivo de dar visibilidad a nuestros inmuebles

Es ahí donde entra en juego el ‘posicionamiento’, un concepto aplicado a Google pero que en realidad funciona igual en todos los motores de búsqueda. Incluidos, por supuesto, los utilizados en los portales inmobiliarios.

Básicamente, el posicionamiento hace referencia a los algoritmos que usan estos motores de búsqueda para hacer que un contenido se muestre más arriba o más abajo en una página (en Google, en TodoPisos, en Amazon, etc). Cuanto más arriba, mayor porcentaje de clics posible. 

A grandes rasgos, el objetivo debe ser encontrarse en el llamado ‘Top 10’, o lo que es lo mismo, en la primera página de resultados. ¿El motivo? Muchos estudios muestran que, del 100% de las búsquedas realizadas, casi el 95% de las personas no abre los resultados más allá de esa ‘toppage’. 

Para conseguirlo, existen dos estrategias principales: el SEO o ‘Search Engine Optimization’, que tiene como objetivo posicionarse correctamente de forma orgánica a través de diversas estrategias de contenido y programación, y el SEM, que hace referencia a la publicidad o búsquedas de pago, y que suponen la forma más ‘rápida’ de alcanzar esas primeras posiciones en un buscador. 

TodoPisos funciona como un agregador inmobiliario cuyo sistema de búsqueda es igual al de Google. Por ello, acceder a nuestro servicio, incluye varias ventajas de posicionamiento en los planes 10 o Infinit. En concreto, la garantía de 40 destacados, 35 oportunidades, 35 primeras posiciones y 10 ‘top page’.


Trabajar e invertir en posicionamiento es sin duda el recurso principal de captación y venta de cualquier negocio inmobiliario, por ello es importante conocer todos los recursos que el mercado nos ofrece. Recuerda que puedes encontrar más consejos sobre posicionamiento en posts anteriores de este blog.

Sin duda alguna, y especialmente en un momento como el actual, uno de los puntos clave para el éxito de una agencia inmobiliaria es captar buenas propiedades que respondan a las necesidades del mercado y, más aún, firmar con ellas un contrato de exclusividad.

Como sabrás, los 2 tipos de acuerdo más comunes en este sentido son el contrato de exclusiva (el que te asegura que ese inmueble solo está siendo vendido por una agencia) y el contrato de exclusiva compartida, en el que el inmueble puede ser vendido por un grupo de agencias inmobiliarias que forman parte de una asociación. 

Contar con un acuerdo de estas características prácticamente asegura el éxito de nuestra operación, por lo que es importante poner todos nuestros esfuerzos y recursos sobre la mesa con ese objetivo. 

¿Cómo conseguirlo? Para empezar, debemos estar siempre cerca de cada cliente, resolviendo todo tipo de dudas, ganándonos su confianza, mostrando siempre profesionalidad y atención en todo momento. 

A partir de ahí, nuestra oferta de servicios debe estar 100% orientada a fidelizar a nuestros clientes: además de ese servicio de calidad y atención personalizada tan importante, debemos ser capaces de diferenciarnos de la competencia. Aquí van algunas ideas sobre cómo hacerlo:

 1- Ofrecer la garantía a nuestros clientes de más visitas aseguradas y, por lo tanto, de más probabilidades de éxito en la transacción. Para hacerlo, además de utilizar recursos como los Social Ads (de los que te hemos hablado en este mismo blog), es importante ser capaces de detectar todos nuestros posibles canales de venta. Por ejemplo, portales como TodoPisos, que ofrecen la posibilidad de acceder un mayor número de clientes a un coste competitivo y que, además, cuente con captación de clientes internacionales a través de servicios como la traducción automática de los inmuebles a varios idiomas. 

2- Ser capaces no solo de asesorarles en nuestro campo, sino en todo el proceso de compraventa: por ello, tener toda la información con respecto a temas legales o incluso de financiación (o contar con la ayuda de personal experto de confianza) es clave para hacer que el cliente se sienta acompañado.

3- Ofrecer los mejores recursos a nuestros clientes: además de todos los aspectos ya mencionados, es importante saber dar siempre la mejor imagen. Fotografías y vídeos profesionales y de buena calidad, descripciones detalladas y cuidadas de nuestros inmuebles e incluso la posibilidad de realizar tours virtuales. Sobre todas estas opciones te hemos aconsejado en este mismo blog, por lo que aquí encontrarás un montón de consejos útiles que pueden ser definitivos para cerrar tus futuras operaciones con exclusividad. 

Si deseas informarte o contratar alguno de los servicios comentados en los puntos 2 y 3, pásate por nuestro Marketplace y comprobarás una colección de empresas y profesionales -además con grandes ventajas por ser de TodoPisos- que pueden completar perfectamente tu actividad, mejorando el servicio a cliente y tener más posibilidades de conseguir la ansiada exclusividad. 

 

La noticia saltaba en los medios hace tan solo unos días: tras varias negociaciones, el Sindicato de Inquilinos de Barcelona (Sindicat de Llogaters) anunciaba la firma de un acuerdo con el que se garantizara la aprobación de la ley de control sobre el precio de los alquileres en las viviendas en Cataluña

Los partidos políticos se posicionaban, llegando finalmente  a un acuerdo  que incluiría dos enmiendas provocadas por las inquietudes expuestas por el partido catatán JuntsxCat: la nueva ley permitiría al propietario aumentar la renta por encima del precio de alquiler de referencia, solo en el caso de haber realizado obras de mejora de la vivienda en el último año. Además, la nueva norma no congelaría las rentas de los propietarios que tengan unos ingresos inferiores a 2,5 veces el IRSC (aproximadamente unos 2.000 euros mensuales). Ante esta situación, PSC, PP y Ciudadanos rechazaron la propuesta al considerar que la normativa presentada sobrepasaba las competencias autonómicas. 

Por el momento, la ley entrará en vigor al ser publicada en el DOG -el boletín oficial de la Generalitat-, y afectará a todos los nuevos contratos en los municipios de más de 20.000 habitantes (prácticamente todas las capitales de comarca catalanas y toda el área metropolitana de Barcelona), aunque de nuevo el Tribunal Constitucional la podría frenar en el futuro. 

En principio, los nuevos contratos que se firmen en viviendas ya alquiladas no podrán superar el precio anterior. En el caso de que ese contrato fijara un precio por encima del índice de referencia elaborado por la Generalitat, el nuevo contrato deberá reducir la cantidad hasta ajustarse a ese valor. 

¿Qué ocurriría si se incumplieran estos puntos? La ley también contempla sanciones a los propietarios, que pueden ir de los 3.000 a los 90.000 euros en caso de cumplir la normativa. 

La posición del mundo inmobiliario es bastante unánime: la Asociación de Propietarios de Viviendas en Alquiler, Asval, ha apuntado en un comunicado reciente que la normativa vulnera la Constitución y atenta contra el derecho de la propiedad privada. Por el momento, sin embargo, la nueva ley parece tirar adelante y habrá que estar atentos a las posibles sentencias por parte del Tribunal Constitucional.

 



Lo sabemos: el proceso de cierre de una compraventa es complicado. Y es que además de todo el proceso de captación de inmuebles, de su salida al mercado, de la difusión en los portales inmobiliarios y todo el capital invertido en marketing y publicidad, una vez estamos a punto de cerrar la operación pueden surgir problemas por parte del comprador, por ejemplo, con la financiación. 

¿Seguro que ya conoces todas las opciones que, como agencia, tienes a la hora de asesorarle? Las repasamos.

Como ya sabes, la primera de las opciones que puedes ofrecer a tu cliente son los llamados intermediarios o brokers hipotecarios, personas o agencias que se encargan de buscar las mejores hipotecas que se ajusten a sus necesidades o preferencias a cambio de unos honorarios, normalmente incluidos en la simulación de la propia hipoteca, en el caso de producirse la firma.

¿Quiénes pueden beneficiarse de esta opción? A grandes rasgos, prácticamente todos los perfiles: personas con un poder adquisitivo bajo que gracias a ellos incrementan sus posibilidades de contratar una hipoteca, o bien clientes solventes o incluso ‘premium’ que no disponen del tiempo necesario para realizar todo el proceso de búsqueda. 

Además de aumentar las posibilidades de conseguir un buen acuerdo hipotecario, los brokers son figuras interesantes para el comprador en tanto que además le asesoran durante todo el proceso. 

Además de estas figuras, existen otros recursos que podemos poner a disposición del comprador con el objetivo de completar la transacción. En el marketplace de TodoPisos, por ejemplo, encontrarás opciones como la de CreditCash, que ofrecen consulta gratuita financiera no solo para hipotecas sino para cuestiones como la cancelación de deudas o los préstamos personales o para empresas. 


En cualquier caso, disponer de toda esta información y de varias opciones puede ser vital para cerrar cualquier acuerdo de compra-venta, por lo que conviene estar siempre informado de servicios de calidad que podamos recomendar a los posibles compradores.

Página 1 de 6